sábado, 24 de abril de 2010

Declaración Pro Homo Librofagus

Antiguo documento custodiado en la Biblioteca de Educación Infantil del Colegio Tremañes (Xixón, Asturies), expuesto públicamente por primera vez el 23 de abril de 2010.

Hoy al revisar mi correo electrónico encontré uno de los que me llegan vía grupo de la Revista Babar, en el que se incluía la liga al blog Hablamos de Literatura Infantil, en donde se publica esta Declaración Pro Homo Librofagus. En virtud de la belleza y pertinencia de este documento lo traigo a esta sobremesa que busca platicar sobre lo que alimenta al cuerpo y a todo nuestro ser, ya que somos lo que comemos, lo que leemos y lo que soñamos.

2 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

Vaya, pues yo había comentado por aquí que me gustó mucho el texto y que me remitió a nuestro querido Oliver Jeffers y a su increíble niño come libros, pero se ve que el bibho no envió bien el comentario así que repito: me gusta y en principio me atengo a aquello de que "lo que se come se cría".
Besos.

María Eugenia dijo...

Quizá ahora que estaba en Mérida, Yucatán, traviesos aluxes entraron a esta sobremesa y se llevaron tus palabras para esconderlas por ahí, por fortuna para mí las hiciste aparecer nuevamente.
Gracias por tus siempre apetitosos comentarios.
Va un abrazo, mientras viajo a Siempre con historias para los DisparaTitos de mayo.