sábado, 27 de marzo de 2010

Recetas familiares que dan sabor a la Cuaresma: Ajoarriero y Mona de Pascua


Por Anabel Sáiz Ripoll

El Ajoarriero es una receta típica de Cuenca, España, muy sustanciosa y propia de la Semana Santa. Es necesario aclarar que en la receta de la abuela no se especifican las cantidades, porque decía que depende del gusto y experiencia de quien lo prepare y del número de comensales.
Ajoarriero (o Atascaburras)
Ingredientes:
Patatas cocidas sin cáscara (prensadas)
Ajos crudos picados
Huevos crudos
Huevos cocidos picados
Bacalao (desalado, cocido y desmenuzado)
Aceite crudo de oliva
Sal al gusto

Preparación:

Todos los ingredientes se mezclan bien y poco a poco hasta lograr la consistencia de un puré espeso. ¡Y ya está listo para servir y disfrutar!

Se presenta en una cazuela o platón hondo, adornado con rodajas de huevo y una ramita  de perejil. Se acompaña con un buen pan y un vaso de vino blanco.

Además de dar la receta de mi abuela paterna, Martina Sancho Cano, quien sabía y solía hacerlo, sobre todo en esta temporada, es justo mencionar que entre las mejores versiones de Ajoarriero que he comido nunca, además del de casa, lo he degustado en tres lugares:
  • El Mesón de las Casas Colgantes de Cuenca
  • La Casa de Cuenca, en Barcelona
  • El Restaurante La Muralla de Cañete, en Cuenca (de donde es mi padre)

La mona de Pascua es un dulce típico de Catalunya que los padrinos regalan a los ahijados para que se lo coman el lunes, después del Domingo de Resurrección. La tradición dice que es el padrino quien la regala, porque la madrina ya ha comprado la palma para bendecir el Domingo de Ramos, pero en la actualidad es indistinto.
El nombre proviene de la munna, palabra de origen árabe que significa "provisión de la boca", regalo que los moriscos hacían a sus señores. Se suele comer a la hora de merendar y es típico ir al campo a tomar la mona con la familia o los amigos. Hoy en día encontramos diversidad de modelos -sofisticados, ingeniosos, mágicos- y los reposteros han añadido mucha imaginación, pero la receta que daré ahora es la de la mona de toda la vida, la que me hacía mi abuela. Mi abuela, valga el homenaje, se llamaba Teresa Margalef Saladié y era originaria de Tivissa (Ribera d'Ebre, Tarragona). Por supuesto, hay otras variantes de mona de distintas zonas del Levante español.
Mona de Pascua 
Ingredientes:
4 huevos
125 g de harina
125 g de azúcar
1 cucharada de polvo de hornear
Raspadura de un limón
Pizca de sal
Mermelada de melocotón
Frutas confitadas (cerezas, peras, naranjas o las que gusten)
Figuras de chocolate
Mantequilla
Almendras fileteadas


Para hacer la masa (Pa de Pessic):
Se separan las claras de las yemas, éstas se colocan en un recipiente y se les añade el azúcar. Se baten bien hasta conseguir una mezcla fina. En otro recipiente se baten las claras a punto de nieve, cuando estén listas añadiremos las claras a las yemas e iremos mezclando, despacio, cuidadosamente. Después de agrega la harina, también mezclando poco a poco. Por último cogemos el molde donde queramos hornear la masa, bien untado de mantequilla y la vaciamos. Lo ponemos al horno precalentado a una temperatura suave (entre 160 y 170 grados centígrados). Se hornea por 20 o 25 minutos. Cuando esté listo se desmolda.


Cómo se decora la mona:


Se corta el bizcocho (el Pa de Pessic) por la mitad y se le añade la mermelada, de manera que cubra toda la superficie. Se arma y se le unta la mantequilla por encima y por los lados se le pone mermelada. Se colocan las almendras alrededor del "pa de pessic" y la fruta confitada por encima. (Se pueden añadir las flores de "neula", bolitas dulces...) En el centro se coloca la figura de chocolate y se ponen unas plumas decorativas.

Y ya tenemos la mona tal como la preparaban mi abuela, mi bisabuela, mi tatarabuela y como mi madre la sigue preparando.

No hay comentarios: